Volver a las fuentes

El cambio de gobierno ya tiene repercusiones negativas en el tema cooperativo. Esto no es una opinión, es una constatación. Se eliminó un sorteo, las cooperativas se apilan esperando poder escriturar y algunas obras e Institutos cobran sus avances con atraso. Esto huele a 2000-2005. Más allá de participar en el homenaje que rindió la Cámara de Diputados a los 50 años de FUCVAM, las autoridades ministeriales resuelven poca cosa. Sin recursos se complica. Se insinúa un quinquenio con menos obras en ejecución; extremo que intentarán revertir las Federaciones. Las cooperativas de todo el país, (propietarios, usuarios) deben asumir que solas se les hará cuesta arriba. Hagan números; el cooperativismo  está construyendo 7767 viviendas en 226 cooperativas; es la empresa constructora más grande. No solo eso, genera decenas de puestos de trabajo, no solo en la construcción, atrae al que vende comida, moviliza comercios, barracas y también a profesionales en cada rincón del país. Esto se va a relentizar. Las organizaciones proponen y ganan las calles con los debidos cuidados.

A %d blogueros les gusta esto: