Estado: cero pelota

Históricamente el Estado nacional, tal vez los departamentales, no tenían idea de los bienes muebles o terrenos que estaban en sus manos, ni mucho menos sus condiciones, ni destinos. Un relevamiento hecho por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) en el 2015 -en base a una comisión de trabajo- detectó que a nivel central (Ministerios) entre fincas y terrenos se disponía de unos 2500 bienes. El trabajo fue arduo en virtud de las distintas situaciones, falta de registros, documentación, que obligó a articular con diferentes organismos (Dirección Nacional de Catastro, Contaduría General de la Nación, Escribanía de Gobierno y Presidencia) para generar procesos de regularización. El grupo tenía la intención de gestionar los bienes hasta que se dilucidara qué hacer; para ello vería otras experiencias. Al parecer no se avanzó más allá de ello, lo que no es poco. Habrá que ver qué disponen las nuevas autoridades y si a alguien le da por cuidar el patrimonio de todos; como su fuera suyo.

A %d blogueros les gusta esto: