Cooperativismo de vivienda en riesgo

La incertidumbre reinante en el mundo del cooperativismo de vivienda activó un trabajo conjunto entre FUCVAM,  FECOVI, CUDECOOP y la Mesa de Institutos Asesores.  Juntos elaboraron un documento que resume la situación y el próximo lunes (28) se reunirán con la ministra de Vivienda, cabildante, Irene Moreira. No se descarta llegar a las máximas autoridades del Poder Ejecutivo. A su vez, entre ellos pautarán encuentros con intendentes y diputados de cada departamento. La situación es compleja,  fruto de los recortes presupuestales y la falta de rumbo en la materia. Por su parte, las Federaciones se han expresado en creativas manifestaciones. Al respecto el documento “Cooperativismo de vivienda en riesgo”, tras indicar que el gobierno estima, sin rubor,  que el déficit habitacional puede llegar a 90 mil viviendas, comenta que “el recorte presupuestal ha sido superior al 20 % sobre lo ejecutado en el gobierno anterior”. Sobre la base que la vivienda es un derecho humano, enfatizan que “el Estado no debe dejar librado a los vaivenes del mercado la solución de la vivienda para amplios sectores de la sociedad…”. El gobierno aspira construir a un valor de mil dólares el metro cuadrado, el citado documento manifiesta que “gracias a la autogestión de los proyectos y la activa participación y vigilancia en todo el proceso, es que se logran abaratar aún más los costos, llegando a hacerlo en el entorno de los 960 dólares/m2”. Habría que agregar que usando distintas tecnologías y sin las exoneraciones que tiene los empresarios que usan la ley de inversión de vivienda social. Al país le consta que el cooperativismo de vivienda es una “…experiencia única a nivel mundial y sumamente exitosa, tanto que se ha convertido en una referencia a nivel internacional…”. El MVOT viene dilatando respuestas a las Federaciones,  cooperativas e Institutos; está casi paralizado y surfea sobre lo que se viene ejecutando del periodo pasado. En consecuencia se exige restablecer sorteos y concretar fechas; actualizar valores de tasación, recomponer fondo nacional de vivienda (eliminado por el FA); supresión del IVA a los materiales; cartera de tierras. A ello hay que adosarle los cronogramas generales (de factibilidad de terreno, de anteproyecto, de proyecto ejecutivo); fecha de escrituración de las cooperativas pendientes de tal trámite. Otros reclamos, como el 2 %, compartible, son específicos de las cooperativas y sus Federaciones. Benjamín Nahoum, asesor de FUCVAM y conocedor del sistema, en nota aparecida en Brecha (viernes 25 de junio) sostiene que “en  cuanto a las cooperativas, si bien en el Plan Quinquenal de Vivienda se prevé, para 2021-2025, la construcción de alrededor de 10 mil nuevas viviendas cooperativas, no está claro con qué recursos se financiarían, habida cuenta de los recortes” Aunque aclara que “en realidad, el plan habla de 12.501 viviendas cooperativas «terminadas y en ejecución», lo cual implica sumar cantidades correspondientes a diferentes períodos, porque con esta insólita forma de contar una parte de las viviendas terminadas en este período ya habrían sido contabilizadas como «en ejecución» en el anterior y todas las que en 2024 estén en ejecución se contarían también como terminadas en el quinquenio siguiente. Una forma novedosa pero errónea de multiplicar los panes, los peces y las viviendas. Suponiendo que la construcción de estas se distribuye uniformemente en el período, la verdadera cifra para el quinquenio sería del orden de las 10 mil viviendas. Este número mantendría lo proyectado para el quinquenio anterior”. La política de recortes, que asume Cabildo Abierto, más allá de su prédica sobre los “más frágiles” tiene su otra pata en el hostigamiento a vecinos de la ocupación Nueva Esperanza; allí las políticas sociales son la Policía y el MVOT dilata decisiones judiciales. Es de prever que si el Ministerio no libera los cronogramas, -se especula con que en agosto cooperativas sorteadas en diciembre del año pasado, puedan presentar proyectos ejecutivos- las cooperativas ganen las calles. En general hay una suerte de remake de los años 90. El padre del actual presidente suele decir que con “los blancos se vive mejor”; se presupone que alude al sector agropecuario, forestal,  exportador y multinacional. Pues, “el pueblo que anda y arde en la calle” no se enteró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: