Enormidad

Tres familias, dos de Treinta y Tres capital y una de Melo recibieron una vivienda en el marco del Plan Juntos; uno de los tantos que dispone el MVOT; flaco en recursos. Para estas familias es un paso sustancial. Escuchar llover sin que la lluvia y el viento vuelen las chapas reconforta y se puede hablar de derechos recuperados. La escasez es una señal de cuanto habrá que esperar, con las actuales políticas, para acceder a una vivienda digna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: