Sin factibilidad de terreno

Los fortísimos recortes en las políticas públicas serían más lesivos si no existieran las Federaciones, dando permanente batallas, y los Institutos Técnicos desde sus posibilidades. Más allá del “virú virú”, el gobierno, en esta materia, está generando enormes perjuicios, constatables; sin literatura. Por ejemplo, (uno en tantos) no se conoce el calendario cooperativo para el año próximo. Desde hace rato largo los colectivos no pueden presentar, factibilidad de terreno, primer paso formal con la ANV hacia la escrituración. ¿Resultado? Pérdida de terrenos y/o multas, desistimiento, desintegración de cooperativas, impactos económicos, desazón, dilatación en acceso a la vivienda. Que conste que es tan solo un ejemplo. La adversidad y la necesidad no impiden que se sigan armando cooperativas, en todo el país, y que la gente organizada “da batalla” como dice la murga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: