Resistente impunidad

La impunidad de los aberrantes delitos cometidos durante la dictadura cívico-.militar para imponer un modelo económico expoliador, a sangre y fuego, funcional a los EE.UU, resiste la búsqueda de verdad y justicia. A propósito del asesinato, en los últimos tramos de la dictadura, del médico de origen ruso Vladimir Roslik, por aquellos años, relata el abogado Pablo Chargonia, la persecución a la población de San Javier implica “delito de genocidio”.  Recientemente la Suprema Corte de Justicia (SCJ), en correlación con una decisión del Tribunal de Apelación de 2do turno del año 2014, archivó la causa que investigaba el asesinato del médico. Aducen prescripción. La familia, evalúa trasladar caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Como se observa, la impunidad tiene muchísimos respaldos, ocultamientos, “omertá”, operaciones, marcando el peso que aún tienen los aparatos represivos con su actuar corporativo. La obtención de juicio y castigo a criminales de lesa humanidad implica un gran trabajo de los organismos de derechos humanos que empujan con gran decisión y coraje.

La impunidad cívico-militar sigue campeando
La impunidad cívico-militar sigue campeando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: