Jodidos entre los jodidos

Se estima que la población negra uruguaya ronda el 10 % de la población. Se sabe, desde siempre, que tuvieron participación en las luchas independentistas y luego fueron desplazados, accediendo escasamente a niveles educativos, buenos empleos, vivienda adecuada. Integran los sectores más pobres del país. Fueron mano de obra doméstica, las mujeres, y los hombres changarines, empleados del Estado, particularmente municipales de la mano de la otrora maquinaria colorada. Sufrieron, sufren, odiosos mecanismos de discriminación y racismo, siempre “a la uruguaya”. Algunos tuvieron destaques en la cultura o el deporte. Diversos factores generaron avances legislativos para eliminar o mitigar desigualdad que padecen estos sectores, el cambio, real, cultural, lleva más tiempo y decisión. Un reciente trabajo de un conjunto de investigadores, aparecido en el periódico cooperativo La Diaria, señala la existencia de un mayor impacto de la pandemia en la población afro en  relación al resto, dada su vulnerabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: