50 años de FUCVAM

Quizás los nuevos tiempos hayan hecho que una fecha importante para el movimiento popular haya pasado casi inadvertida: nos referimos a los 50 años de FUCVAM acaecidos el pasado 24 de mayo.Aquella fecha de 1970 -años muy convulsionados políticamente y de fortísimos enfrentamientos- tres cooperativas ubicadas en 25 de Mayo, Fray Bentos y Salto, respectivamente,  daban el puntapié inicial para lo que además de ser una necesidad aparecía como una quijotada. De un inicio más proclive a la resolución del tema habitacional, la organización se transformó en una de “clase”, trascendiendo el viviendismo. Fue de las pocas organizaciones que pudo, en forma limitadísima, permanecer abierta durante la dictadura cívico-militar. En el periodo las cooperativas fueron “islas de libertad”. Frenó la iniciativa dictatorial de pasar del régimen de usuario (propiedad colectiva) -por ser un problema de “seguridad nacional” a juicio de los usurpadores- a propietarios individuales; ocupó terrenos -denunciado el latifundio urbano y la segregación- hasta obtener cartera de tierras, propuso reforma urbana, combatió con alternativas las políticas neoliberales de los 90, jerarquizó  y democratizó territorios, regularizó adeudos, un logro sustancial, fue premiada por ONU Hábitat en 2012; trasladó experiencia a otros hermanos latinoamericanos; en definitiva realizó sus planteos desde su independencia política y con enfoque holístico. No se entendería la extensión del cooperativismo de vivienda, hoy en todo el país, sin la presencia de la FUCVAM. A  través de sus 50 años dio innumerables batallas, acompañó las luchas del pueblo organizado, construyó ciudad y ciudadanía.   Unas 30 mil familias desde sus cooperativas cuentan con el respaldo de FUCVAM. La construcción del sistema cooperativo y de la herramienta gremial se abrió paso, a puro debate, -en años fermentales- en las entrañas de la clase obrera. Militantes diversos, desde aquellos pioneros,  emergiendo desde sus cooperativas, han integrado los cuadros dirigentes dando continuidad a una formidable herramienta; máxime en estos tiempos donde la participación, por múltiples factores, se hace complicada. En comunicado librado en vísperas del aniversario, la actual conducción, señaló que “son 50 años de realizaciones concretas no solamente levantando viviendas, sino salones comunales, gimnasios, policlínicas, bibliotecas, guarderías, gestando de esta forma verdaderas porciones de ciudad alternativa” al modelo capitalista. Hoy tiene enormes desafíos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: