1º de mayo: cuestión de clase

En lo que fue un 1ª de mayo, atípico, el  PIT-CNT realizó -en lugar del clásico acto callejero- una caravana de vehículos que salió de Plaza Lafone, Vidiella (Colón) y Huelga General (8 de octubre y Belloni) culminando en la 1º de Mayo. Esto fue en Montevideo. En distintos puntos del país se hicieron actividades análogas. Con las debidas medidas sanitarias miles de trabajadores se movilizaron. A la tarde brindó una conferencia de prensa –tras negativa del gobierno a facilitar el uso de la cadena nacional de medios- donde expuso sus puntos de vista signados por la coyuntura de la epidemia mundial y el retorno de la derecha al gobierno nacional, en contexto complejo. Vendrán días movidos. En Uruguay, ya está corriendo el intento restaurador traducido en la ley de urgente consideración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: