Socio activo

María del Carmen Pereyra (ª)

La Ley 19.181, modificativa entre otras, del artículo 26 de la 18.407 introduce un concepto que no había existido antes en el sistema cooperativo, el de socio activo.  El régimen anterior había hablado de “socio habilitado”, pero nunca lo había definido. Ahora sí, se define en qué consiste la calidad de socio activo: artículo. 26: “Tendrán derecho a participar en la Asamblea General todos los socios activos… ….entendiéndose por tales a todos aquellos que estén al día con sus obligaciones económicas y con las partes sociales integradas que fije la Asamblea General”. La Asamblea General podrá establecer que se considere socio activo a todo aquel que tenga aportadas las cuotas sociales hasta determinada fecha y las horas de trabajo o ahorro previo (que se trasforman en partes sociales, porque esa es una forma de aporte de capital social) que se deberían haber realizado hasta determinada fecha. Por ejemplo: la deuda de horas que se puede contemplar corresponde a las horas que deben estar realizadas hasta el mes inmediato anterior a la realización de la asamblea, y las cuotas sociales deberán estar aportadas también hasta el último mes inmediato a la realización de la asamblea. Eso implicará, seguramente, la necesidad de revisar los conceptos de “horas deuda” y “horas vencidas”, que resultan de los diferentes reglamentos. Habrá horas que se deban, sobre las que se pueda realizar un convenio de recuperación, habrá otras que tienen aún tiempo para realizarse, se debieron realizar, pero aún no son deuda; se tendrá que innovar en materia reglamentaria para contemplar ambas situaciones. Sin perjuicio de esto no es socio activo el que tiene los derechos suspendidos, tampoco aquél cupo que tenga una indivisión (es decir una sucesión, un divorcio o una separación de bienes) y que no haya designado representante común. Sí lo será el socio con convenio firmado al cual esté dando cumplimiento, o aquel que está en el período concedido para la recuperación de horas.

En el régimen de la Ley 13.728 entendíamos como habilitado incluso al deudor/a si había caído en mora, es decir, si no había sido intimado/a y podía participar de una asamblea con voz y voto, aun intimado si sus derechos no habían sido suspendidos. Ahora la Ley define que es un socio activo.

Corresponde a la asamblea de la cooperativa determinar los límites a la deuda aceptable y, como consecuencia, toda/o aquel que esté debiendo más de lo que el límite determina no sería socio activo, aun cuando no se hubiese iniciado el sumario. No corresponde argumentar la tolerancia del Consejo Directivo si permite deuda mayor que los límites determinados por la Asamblea, sin hacer nada al respecto también aquél estaría incurriendo en responsabilidad.

(ª) Escribana  con más de 40 años de intensa trayectoria, referente y tal vez la más versada en  materia cooperativa. Desde antes de recibida, 47 años a la fecha, vive  dentro del sistema cooperativo. Vivir en Mesa 3, Montevideo, le permitió acercarse a un nicho de trabajo apasionante, en mérito al cual supo ser más de 20 años la escribana de FUCVAM, organización de sus amores, de la cual es hoy militante de base.  Hace también más de 40 años que integra cuadros en su cooperativa. A la fecha, integra el Instituto de Asesoramiento Técnico ITACOVI S.R.L, de cuyos talleres jurídico-notariales se hizo cargo. Por su pericia  es profesional de consulta permanente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: