Por un “tranco de pollo”

Perú atraviesa una situación compleja, no solamente por los estragos que viene haciendo la pandemia. Los sectores populares, largamente castigados por gobernantes neoliberales acusados de corrupción, -entre ellas una de las candidatas, Keiko Fujimori- apostaron por el maestro rural Pedro Castillo. La paridad determinó que pasara más de una semana para que se reconociera el triunfo del educador. Castillo se impuso, en segunda vuelta del 6 de junio,  por 44.058 votos, llegando a 50.12 % (8,835.579 votos) contra 49.87 % (8.791.521 votos) de su contrincante. Descartados las acusaciones de fraude por Fujimori y sus seguidores el camino queda expedito para la asunción de Castillo que es toda una incógnita y carecerá de mayorías parlamentarias; lo que será un problema grande es una sociedad tan polarizada, con una elite muy clasistas y racista.

Un comentario en «Por un “tranco de pollo”»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: