Colombia arde y duele

Los sucesivos gobiernos neoliberales de Colombia,  aliado a los EE.UU, se caracterizan por la fortísima políticas represivas que desarrollan en perjuicio de la izquierda y los movimientos populares. Esto sucede de hace añares sin que los grandes medios y otros actores denuncien estas cosas. Ahora, una reforma tributaria desató una pacífica indignación ciudadana que ganó las calles y es difícil de ocultar. El gobierno desató las fieras y salió a reprimir en distintas ciudades. La Plataforma Grita, según Resumen Latinoamericano,  “ha registrado, desde el 28 de abril, 1.728 casos de violencia policial y 234 víctimas de violencia física durante las manifestaciones”. Olga Quintero, Movimiento popular Marcha Patriótica, dijo “que hay muchas razones para que el paro Nacional se mantenga: no es solo la reforma tributaria, es también por la defensa de la vida”. Hay problemas estructurales de fondo y mucha violencia política para perpetuar un régimen de expoliación y muerte. Videos que circulan por todo el mundo dejan expuesta la ferocidad neoliberal. Urge solidaridad y pronunciamientos claros y contundentes de los gobiernos que, muchas veces, se expiden sobre Venezuela sin demoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: