Al Sur

Por estos lares, los distintos pueblos dan pelea por cambiar la dura realidad en que se los hace vivir. La pandemia hace lo suyo. En
Argentina 40 %  de su población está en la pobreza,  la polarización política y la herencia dejada por el anterior gobierno neoliberal es una pesadísima mochila. En Brasil, el capitán del ejército que niega la pandemia y lleva adelante una desastrosa gestión cuenta con un núcleo duro que lo sigue apoyando. Entre ellos los militares de creciente influencia,   los evangélicos y sectores misóginos, xenófobos. Para millones Lula, es la esperanza. En Chile, la derecha, muy jaqueada por las movilizaciones populares, presenta enorme debilidad y  tuvo que aceptar la elección de constituyentes para modificar la Constitución parida por Pinochet. En Colombia, la derecha neoliberal, muy sometida a los EE.UU, haciendo de ariete contra Venezuela, salió a masacrar a su pueblo. Hastiado de sufrimientos y violencia institucional  los sectores populares salieron a confrontar al gobierno que respondió con las mismas herramientas de siempre: persecución, asesinato, Estado policial. Los distintos pueblos tienen en su imaginario la visión que se puede vivir mejor, de otra manera. Por eso dan batalla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: