Gobierno impertérrito

El país atraviesa, sin exagerar, una verdadera tragedia y el gobierno, fiel  a su ortodoxia, permanece imperturbable. La estrategia socio sanitaria revela su impotencia frente al avance de la pandemia y los 50 muertos diarios. Se apuesta todo a la vacunación. Encerrado en sí mismo, el superior gobierno no escucha a nadie; literalmente: no hay oposición, comunidades científicas, GACH, FEMI, SMU, organizaciones sociales que te valga. Se juega todo al efecto inoculación, pues la adopción de otras medidas implica poner plata. Cosa que no quiere hacer. La situación social, explosiva, se agrava.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: