Parches y conflictividad

Parches y conflictividad

mayo 26, 2022 Desactivado Por Editorial

Presionado por la realidad, sus socios y la oposición, el gobierno Herrerista ha tenido que adoptar medidas que mitigan la crisis socio-económica que viven los sectores menos favorecidos. Como se sabe, días atrás, el gobierno largó una serie de medidas; en correcta dirección pero tardías e insuficientes. En sustancia, se ajustarán las asignaciones familiares, se congela el precio del supergás (que ha subido significativamente) y habrá un descuento del 50% en la recarga de las tarjetas a los beneficiarios Mides y habrá un IVA personalizado mediante tarjeta TUS; otras medidas van a la agilización de las importaciones. Se van a dar respuestas focalizadas, así como sostenibles en el tiempo” expresó en conferencia una impertérrita ministra de Economía y Finanzas. Niños, de 1 a 6 años, (unos 130 mil) en lo que sea tal vez lo más relevantes tendrán un complemento de 1.500 pesos. En estas franjas ha crecido la pobreza. Desde su ortodoxia, la ministra señaló que “pensamos que estas son las mejores medidas que podemos hacer”. La pregonada recuperación salarial de éste año está “fuertemente amenazada” dice la central única de trabajadores. Dos días después de la conferencia de prensa, el Instituto Cuesta-Duarte de la misma organización manifestó que los ingresos caen desde hace dos años. En su informe señala que “algunas de estas nuevas medidas, posiblemente las de menor impacto, apuntan a afectar la suba de precios o al menos a disminuir el ritmo de crecimiento de los mismos. Otras, apuntan a afectar directamente los ingresos de los hogares más vulnerables, beneficiarios de las políticas sociales del MIDES. Estas medidas más focalizadas, posiblemente incidan más en el poder de compra de los hogares a los que involucran que las anteriores”. Lo del supergas “es una no suba”. Desde que asumió el gobierno éste bien subió 1.26%, promedio, mensual; hasta la fecha un 35%. Se evita un aumento de 42 pesos con el congelamiento sobre 824 que es su valor regulado.  Además no es una medida focalizada. El informe reconoce que la medida sobre primera infancia es la de mayor impacto.Tras haber analizado cada uno de las medidas y asociarlas con la anterior, referida a los salarios y jubilaciones, el Instituto manifiesta que, a pesar de su dirección y que contemplan planteos expuestos el 1 de mayo, “la propia transitoriedad de las mismas, así como el monto previsto de costo fiscal del conjunto de las medidas (entre 40 y 50 millones según cálculos del propio gobierno, esto es aproximadamente 0,1% del Producto Bruto Interno) dan cuenta de su insuficiencia, considerando la dimensión de la situación que se vive actualmente, de fuerte pérdida de poder de compra de los ingresos que ya acumula dos años, período en el cual se ha incrementado la pobreza en más de 66.000 personas con respecto al período pre pandemia”. Cierra expresando que “si tenemos presente que en el año 2021 el sobre cumplimiento de las metas fiscales establecidas por el propio gobierno fue del orden los 350 millones de dólares, se puede afirmar que el principal énfasis de la política económica sigue estando en la disminución del déficit fiscal, quedando subordinado a ello, la asistencia a la población más vulnerable y la mitigación del incremento de precios.” Como el gobierno está preso de su ortodoxia económica, el PIT-CNT camina hacia un paro general y un mayor nivel de conflictividad teniendo como instancia inmediata la rendición de cuentas. Además la ministra largo las medidas, siempre tiempista, horas antes de la interpelación donde hubo poca escucha y la emergencia de dos realidades irreconciliables sobre lo que está pasando.