Radiografía del recorte

Radiografía del recorte

mayo 14, 2022 Desactivado Por Editorial

El pasado 4 de mayo la Federación Uruguay de Cooperativas de Vivienda de usuario por Ahorro Previo (FECOVI) estuvo en la Comisión de Vivienda de Diputados exponiendo  la situación del sector. Además de mencionar el déficit cuanti y cualitativo, recordar la promesa de la ministra cabildante de construir 50 mil viviendas, -luego dio marcha atrás-,  informó a los legisladores que “casi un quinto de los hogares que alquilan su vivienda, destina más de un 30% de sus ingresos al pago del mismo, esfuerzo muy exigente…”. Tras repasar los 5 programas que tiene el MVOT recordó que la ejecución presupuestal el pasado año ascendió a 12. 515 millones de pesos “lo que equivale a 0.48% del PBI. En dólares unos 287 millones”.  Sobre los recortes, tomando como base lo ejecutado en el último año (2019) por el Frente Amplio (FA), la delegación explicitó que la ejecución cayó 12% en el 2020 y 8% en el 2021. Auguran una baja ejecución presupuestal dada la inexistencia de refuerzos. Señalaron que el programa cooperativo el próximo año y el siguiente “tendrá una afectación especial” al “operar una redistribución a la interna del presupuesto del MVOT que quita recursos a la línea programática que alberga al programa cooperativas” y los traslada a fideicomisos financieros.  En Los fideicomisos abren importante  negocio para los privados. En la comparecencia se subrayó que  “mientras se recorta el gasto en vivienda para programas de ejecución pública, se aumenta el gasto tributario para el programa de Vivienda Promovida”. Otro negoción para los privados. Este programa, dada sus ventajas, batió record en el 2021 al recibir  propuestas para construir 5.698 viviendas.

Al ingresar al programa cooperativa se mencionó que la meta para el quinquenio era de alcanzar 12.501 viviendas (entre terminadas y en ejecución) lo que significa un 13% menos de lo realizado en el periodo anterior que ejecutó 14.358. A diciembre pasado, entre terminadas y en proceso ejecutivo se contabilizan 9.632 viviendas; 6.890 vienen del último gobierno del FA. Dentro del paquete 700 comenzaron en el primer año de gobierno y 1.443 arrancaron en el 2021. 599 viviendas tienen pendiente el inicio de obras.

FECOVI puso arriba de la mesa “la falta estructural de financiamiento” que  se expresa en los sorteos. Vale ejemplificar. “Entre 2018 y 2021 el cupo para cooperativas en los sucesivos llamados alcanzó en promedio a menos del 40% de las cooperativas en condiciones de recibir financiamiento”.  Los recortes que se avecinan para los años 23 y 24 (Ver nota de Nahoum en anterior El Cooperante) implica una caída de 20 y 59%, respectivamente; una calamidad. La pregunta inmediata es ¿con qué recursos se ejecutarán las viviendas que hoy se están sorteando si el presupuesto cae y el costo unitario aumenta? 

La actualización de los valores de tasación no tuvo lógica alguna. Por ejemplo  para  los sistemas de construcción tradicional, expresa FECOVI, “los cambios implicaron un aumento de los valores de 23% para las viviendas de dos dormitorios, 20% para las tres y 42% para las viviendas de cuatro dormitorios. De no haber operado esta suba atípica en los sistemas tradicionales, los nuevos sistemas ÑANDE, PANEL SYSTEM y CASA FACIL hubieran presentado valores más elevados que los tradicionales, del orden del 8%, 6% y 24% más elevados para las viviendas de dos, tres y cuatro dormitorios respectivamente”. Panorama aciago para la gente.